Centomiglia en Garda – Espectáculo extremo

Como en Italia, en toda Italia, no solo en Roma o el Sur profundo, también en el Trentino, no siempre las cosas son lo que parecen, el recorrido de la Centomiglia en su edición 67, contra todo pronóstico no fue de 100 millas como podría parecer si no de 51, que es un poco más de la mitad.

Los barcos admitidos son de muy variada naturaleza, por una parte están los multicascos, especialmente catamaranes, divididos por esloras, menores de 20´, de 20 a 28´y desde aquí para arriba. Los monocascos también se dividen en dos categoría principales, con “terrazas” y o trapecios o los más normales, todos compensados mediante el ORC. Al final sumando todo tipo de clases, modalidades y configuraciones han participado 101 barcos de 8 países de la zona además de Holanda que queda algo más retirada.

Estas cosas ocurren…

Peculiaridades

En el lago de Garda puede hacer bastante castaña cuando sopla la famosa Ora, especialmente en la zona norte y se ha desarrollado algunos barcos extremos para aprovechar los vientos locales, como los monotipos de la clase Asso 99 de un milímetros menos de 10 metros de eslora, supongo que por alguna cuestión fiscal, que parecen un crucerito como con mucha vela y que pueden llevar cinco tripulantes, tres de ellos al trapecio.


Todo un placer eso de pegarse 14 horas colgado al trapecio de un sitio para otro…



Uno de estos monstruos en su carrito de varada, eso sí, con las “terrazas” plegadas.

También existen unos enormes monocascos con “terrazas” de ingente superficie de vela, enormes terrazas donde se proyectan una decena de tripulantes al trapecio y algo de lastre al final de la orza para permitir que el ingenio en cuestión se mantenga adrizado mientras se izan las velas, luego es los más parecido al circense “trampolín de la muerte”.

En esta edición, la número 64, ha ganado en tiempo real un gran catamarán el The Red team que completó el recorrido en 5 horas y 35 minutos, batiendo el record, por sólo 30 minutos, que mantenía un monocasco el Dimore. Cabría señalar que el ganador en real de la primera edición, el 6m FI Airone que necesitó 20 horas y 25 minutos en el año 1951.

La cara del Lago de Garda a veces no es tan amable…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *