Mariska, Cippino II e Il Moro Di Venezia vencedores del Panerai Classic Yachts Challenge

Mariska (Grandes Barcos), Cippino II (Yates de Época) y Il Moro di Venezia I (Yates Clásicos) son los ganadores del Circuito Mediterráneo de barcos de época y del 14º Panerai Classic Yachts Challenge que se ha disputado a lo largo cuatro pruebas, dos de ellas en Italia – Porto Santo Stefano e Imperia y las otras en la costa azul francesa Antibes y Cannes.

Mariska es un gran un cúter de cangreja del año 1908 y 23,40 metros de eslora, diseñado por William Fife III y construido en los astilleros de su familia en Fairline, Escocia que en esta edición ha tenido que competir afamados contrincantes como Cambria (1928), Hallowe’n (1926) y el dúo Moonbeam of Fife (1903) y Moonbeam IV (1914).


Cippino II es el ganador en la división de Barcos de Época, tras una gran temporada en el Mediterráneo. Cipino II fue construido por el astillero Gómez y Gutiérrez en Argentina en 1949 diseñado por German Frers padre, cuenta con 15,08 metros de eslora . Durante la temporada 2018 Cipino II ha mantenido un duelo fraticida con el argentino Fjord III que fuera el barco familiar de los Frers. Otros competidores famosos pueden ser Manitou (1937), que fue patroneado por el presidente J.F. Kennedy, Santana (1935) de Humphrey Bogart o Blitzen (1938); este último marca el retornó a la competición de Simón Le Bon, líder del grupo musical Duran Duran que armara el maxi Drum para cuarta edición de Regata Vuelta al mundo de los años 1985 – 86.

Il Moro di Venezia I es el primer Maxi IOR que hizo construir el magnate italiano Raúl Gardini que sería más tarde arrastrado por la gran crisis del principio de los años 90 del pasado siglo. Se trata de un diseño de Germán Frers construido en madera moldeada por el astillero Carlini de Rímini, Italia en el año 1976, con 20,41 metros de eslora, 5.08 de manga , 3,40 de calado, 37 toneladas de desplazamientos y aparejo en cabeza.

Gardini también desafió a la Copa América en el años 1992 con otro Il Moro: ganó la Louis Vuitton en San Diego y disputó La Copa, con Paul Kayard a la caña, frete al América 3 de Bill Koch donde logró ganar una de la pruebas. Poco más tarde se hundiría el grupo empresarial Ferruzzi – Montedison y Gardini optó por el suicidio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies