Middle Sea Race en su 50 aniversario

El próximo día 20 de este mes de octubre parte del puerto de La Valeta en Malta la Middle Sea Race es su 50 aniversario. Es la regata de mayor recorrido de las grandes de Mediterráneo con sus 607 millas teóricas, muchas más de navegación real, que nació en 1968 organizada entre el Royal Malta Yacht Club y el Royal Ocean Racing Club (RORC).

Vídeo oficial de la pasada edición.

Salida de la Middle Sea Race y bonito día de otoño.

Poco después de la salida, otro año con peor tiempo; ¡Y quedan 600 millas de regata!

Con salida en el Grand Harbour de la capital maltesa, frente a la Batería del Saludo, el recorrido consiste en rodear Sicilia y todas sus islas adyacentes dejándolas por babor, pasando por el Estrecho de Mesina, superando las Eólicas para rodear el amenazante volcán de Strómboli en la isla Ginostra, incluida la piedra de Stombolicchio, navegar hacia el oeste para pasar entre las islas de Favignana y Marettimo, de las Egadi y ganar Sur hasta la Pantelleria, luego Lampedusa más al Sur pero ya a Levante y, por fin regreso a La Valetta, eso sí pasando por el Canal de Comino, dejando a dicha isla y a Gozo por babor hasta cruzar la línea de llegada en el interior del puerto capitalino.

El Stombolicchio en todo su esplendor y nuestros amigos con mayor de capa y tormentín.

Las condiciones del Mediterráneo a principios de otoño puedes resultar cambiantes, inestables e, incluso, peligrosas. No es nada extraño que en alguno de los recovecos de recorrido a la flota le caiga encima una buena castaña, como tampoco resulta inusual que tras, el temporal o antes de en, o mezclados, la flota se encuentre de repente encalmada.

Rambler el día de su gloria terminando la regata.

La edición del 50 aniversario cuanta con 149 barcos inscritos de todas las categorías IRC y ORC, siempre con más de 9 metros de eslora e, incluso algunos multicascos. El récord de la prueba lo ostente al estadounidense Rambler que en año 2007 empleó 47 horas, 55 minutos y 3 segundos en completar el recorrido lo que hizo entrando en Valetta con todos los rizos que tenía la mayor puestos y un tormetín en la proa.

Cuando las condiciones son favorables; viento por la aleta que se cierra con la velocidad y demasiado para hacer tonterías con el espí, los barcos modernos se tragan las millas en continuo planeo…

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *