Prueba latelenautica – EVO YACHTS 43, ingenioso, elegante y versátil

El Evo Yachts 43 es un barco a motor que forma parte de la nueva generación de grandes lanchas o cruceros de día, pensado para ser disfrutado al máximo en el fondeo, en directo contacto con la naturaleza.

La prueba debería haberse realizado un buen día de finales de primavera o principios de verano, con destino a alguna cala paradisiaca, con buen catering a bordo y mejor compañía, la mejor manera de poder apreciar las ventajas añadidas de este novedoso barco a la hora del fondeo, pero no pudo ser; Las condiciones de tiempo y mar eran poco agradables, con lluvia intermitente y una marota de leva considerable, no todo en esta vida es perfecto


Construido en sándwich e infusión por el astillero napolitano Evo Yachts, con todo lujo de detalles artesanos y dotado de un sinfín de mecanismos de todo tipo, el Evo 43 está concebido alrededor de la bañera y sus posibilidades de ampliación, una vez que hayamos alcanzado la cala deseada y tras fondear.


En ese instante podemos desplegar, accionado un solo botón, parte de las bordas en su sección más a popa y también una enorme plataforma de baño que surge de la cubierta. Con esta configuración el barco gana unos buenos metros cuadrados de superficie habitable, al tiempo que se facilita enormemente el tránsito entre la cubierta y el agua. La plataforma de baño mecánica también sirve como pasarela para saltar al muelle y como grúa para manejar el auxiliar.

Diseñado dentro de los cánones de la modernidad, el casco presenta proa casi vertical, costados también verticales y líneas de agua adaptadas para optimizar la eslora dinámica. Está construido en sándwich e infusión de resina al vacío. La cubierta está perfectamente forrada de teca y los elementos de la maniobra realizados en acero inoxidable de máxima calidad, diferentes detalles y elementos de a bordo son de fibra de carbono. El cuero de primera calidad está presente a bordo en tapizados y repujados.

La cubierta

Este es el espacio principal del barco, especialmente desde el gran parabrisas hasta la popa, puesto que en la proa se puede instalar un amplio solárium, pero el tránsito hasta la bañera resulta complicado y en navegación no es muy recomendable permanecer en dicha zona.

En la gran bañera encontramos diferentes ambientes, que se pueden combinar y organizar a gusto de cada armador. La zona de proa contiene el puesto de pilotaje a estribor, el acceso al interior y a babor un gran mueble donde está instalada la cocina con sus accesorios.

Bajo la protección del generoso parabrisas se sitúa la timonera a estribor, con un banco doble y todos los elementos electrónicos que permiten manejar cualquier equipo del barco, al alcance de la mano, así como los mandos de los motores, el joystick y la timonera. Separado por el acceso al interior, en la banda de babor, se sitúa un gran aparador que contiene la cocina, con su fregadero, nevera, congelador y máquina de hacer hielos si se quiere. Tras el banco del piloto, también a estribor, aparece el comedor, con varias butacas que pueden formar un par de sofás y una mesa desplegable.

Salón extensible

La amplia sección de popa, que además se aumenta desplegando las bordas puede servir de solárium y también de salón comedor. La unidad que probamos dispone de una gran mesa plegable que se extrae de la cubierta y un par de amplios sofás que también sirven de solárium.

Todos los elementos del gran salón – bañera son modulables, de tal manera que con escaso esfuerzo se puede cambiar la configuración de los ambientes, ampliar la superficie utilizable, algo muy de moda, desplegando parte de las bordas y la espectacular plataforma de baño, quitar o poner el toldo plegable, montar y recoger mesas, cambiar de sitio las butacas individuales, desplegar las tumbonas y demás…

A popa del puesto de mando está el comedor principal, con su mesa regulable mediante el correspondiente mecanismo eléctrico y una serie de ingeniosas butacas individuales que pueden conformar un par de sofás o adquirir otra disposición. Se anclan a la cubierta mediante un sistema sencillo y bajo el asiento disponen de un espacio de estiba.

En la unidad probada el salón de popa se organiza en torno a una mesa desplegable que se recoge en cubierta y un par de grandes sofás que también se pueden convertir en un generoso solárium.

Interior y detalles

El interior se compone de un salón a proa cuyo sofá en V se convierte en una generosa litera doble, un amplio cuarto de baño y un segundo camarote doble bajo la bañera. La decoración, distribución y mobiliario pueden adaptarse a los deseos de propietarios, como muchas otras cosas a bordo.

Dos elemento esenciales en un barco de este tipo son el fondeo y el toldo. Como todo en el Evo Yachts 43 funcionan mediante mecanismos automáticos. El equipo de fondeo es totalmente retráctil y se escamotea bajo cubierta en el pozo de anclas de la proa. Accionando la pantalla táctil del puesto de mando se abre el pozo y sale un botalón de inox con el arpeo y la cadena, cuando se fija en su posición se puede largar el fondeo, con la certeza de que ni el hierro ni la cadena rozarán el inmaculado gelcoat de la proa.

El toldo principal se pliega a proa del parabrisas, para lo cual se levanta una sección de la cubierta en forma de U, a este primer toldo se pueden unir otros dos para la proa y la popa, en caso de que así se desee, estos ya precisan cierto trabajo manual.

El barco probado, la cuarta unidad construida, equipa un sistema IPS 600, que le proporciona hasta 870 caballos, potencia más que suficiente para las doce toneladas largas que desplaza el barco a media carga.

Navegando

Las condiciones de navegación frente a Barcelona, en el momento de realizar la prueba, eran bastante malas, con una fuerte marota del Sureste que cerca del dique del puerto se complicaba con los rebotes. En estas condiciones el barco navegó muy aseadamente, sin hacer ningún aspaviento ni levantar rociones. Cierto es que no se trataba de forzar innecesariamente el casco y la máquina, que aspiran ambos a tener una vida sosegada de cala en cala en el verano mediterráneo.

En las mencionadas incómodas condiciones el Evo Yachts 43 mantuvo un confortable crucero entre 18 y 20 nudos, al tiempo que maniobraba sin ninguna dificultad y sin mayores problemas en medio de las olas de considerable tamaño. Sin duda la suavidad y eficacia del sistema IPS también ayudó.

Evo Yachts 43 – Ficha Técnica

Eslora: 13.04 m

Manga máxima: 4,52 m

Desplazamiento: 11,3 Tm

Combustible: 1.000 l

Agua: 400 l

Motor: 2 x 435 Cv Volvo IPS 600

Tabla de velocidades y consumos

Las condiciones de la mar no aconsejaron realizar las tradicionales comprobaciones de velocidad a distintas RPM, por lo que nos remitimos a las que proporciona el astillero.
Consumos
RPM – Nudos – Litros/Hora

1.500 – 9.5 – 24
2.000 – 13.5 – 60
2.500 – 21 – 84
3.000 – 29 – 120
3.500 – 37.5 – 165

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies