Salida de la Regata Huelva – La Gomera

La regata Huelva – La Gomera partió el pasado domingo de la capital andaluza con más pena que gloria, en medio de una desorganización y una falta de control deportivo notables.

Solamente alegró la salida un pequeño incidente entre tres de los cuatro barcos punteros, que se pelearon por salir pegados a la boya del visor, lugar en el que solo cabía uno, con el resultado de una pequeña colisión entre Sirius IV y Adrián Hoteles. Sirius se penalizó y a otra cosa.

Total tantas apreturas cuando quedaban más de 750 millas por la proa. Sergio Llorca y su Pillaban ganó la salida y después de navegar un pequeño recorrido de desmarque comenzó a ganar oeste hacia el cabo San Vicente mientras que “Peque” y su Veracruz 500 optaron por el rumbo sureste hacia la costa de Marruecos. Ya se verá quien acertó.

Los cuatro barcos punteros son el TP 52 Sirius IV y el Adrián Hoteles un Sídney 43 de la clase ORC 1 mientras que Veracruz 50 Pantalán 0 un Dofour 36 P y Pillaban es un Archanbault A 35 ambos en la clase ORC 3-4.

El Sirius VI de la Armada Española que cuenta Lumar Canarias, Doñana y automotor10.com está formado por una tripulación de primer nivel con Jorge Flethes a la caña, siete miembros de la Comisión Naval de Regatas y los campeones de la Copa del Rey Ricardo Terrades, Nacho Murube, Aleix Gelabert y reforzado por los lanzaroteños Federico y Gonzalo Morales.

Las condiciones meteorológicas de las primeras hora de travesía se presentaban complicadas debido a la inestabilidad del viento. La regata comenzó con vientos suaves de componente sur-sureste, con la previsión que rolará a levante y con la duda de si finalmente entrarían los ansiados alisios en la zona de Canarias.

Esta edición de la regata Huelva – La Gomera resulta un poco triste, con menos de la mitad de barcos que la pasada, solamente 9 barcos en regata, cosa que no es de extrañar puesto que los organizadores solamente se dedican a dorar la píldora a los políticos de la Diputación onubense y el Cabildo gomero, sin hacer caso a los participantes, que debería ser el sujeto de la competición. No existe ningún tipo de información de esta regata no se sabe que autoridad o institución deportiva la organiza o si es, simplemente, un acontecimiento “alegal”. Más bien parece un sacacuartos en plena regla.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies